Tempura de Pollo

  • Tempura de Verduras

  • Tempura de Berenjenas

  • Tempura de Pescado

  • Tempura de Langostinos

  • Tempura de Pollo


  • "Tempura de Pollo"

    Tempura de Pollo



    Y ahora os detallamos paso a paso como hacer una estupenda receta de tempura de pollo, una de las más conocidas en la actualidad, ya que es sencilla de hacer y gusta a la mayoría, ya que el resultado realmente merece la pena.

    Ingredientes:

    - 300 gramos de tempura
    - Un par de buenas pechugas de pollo
    - Zumo de un limón
    - Zumo de dos naranjas
    - Aceite de oliva o girasol
    - Una cucharada de azúcar
    - Un vaso de caldo de pollo
    - Una cucharadita harina de maíz
    - Pimienta molida
    - Sal
    - Jengibre
    - Guindilla

    


    Preparación:

    Empezaremos antes de nada a preparar la salsa con la que vamos a acompañar a nuestra tempura de pollo. Esta salsa os la recomendamos para servir junto a la tempura, pero si preferís podéis emplear otra salsa diferente. Esta que os proponemos la haremos mezclando en un bol el zumo recién exprimido de un limón y de dos naranjas en un bol, incorporamos el caldo de pollo, que puede ser comprado o casero, una cucharadita de harina de maíz y removemos para mezclar hasta que la harina se disuelva. Vertemos esta mezcla en un cacito, le agregamos media guindilla, una pizca de sal, el azúcar y un poco de jengibre rallado.

    Ponemos a calentar el cacito a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa se vaya reduciendo poco a poco, durante un cuarto de hora aproximadamente. Cuando la salsa haya espesado lo suficiente, retiramos la guindilla y reservamos la salsa para después y vamos a preparar el pollo. Lavamos las pechugas y las cortamos en tiras que sean más bien finas, las salpimentamos al gusto por todos lados y las reservamos para después.

    Cogemos la tempura y la vamos a preparar tal y como nos indique el fabricante en la caja, ya que es importante hacerlo así para que nos quede una tempura perfecta. La puedes hacer casera, pero seguramente a menos que encuentres una receta muy fiable, no consigas el mismo resultado que si utilizas la tempura comprada. Cuando la hayas preparado verás que toma una textura más bien espesa y densa, ideal para que se adhiera a los trozos que vayamos a freír con la misma.


    Ponemos a calentar una sartén con una buena cantidad de aceite de oliva o de girasol, hasta que esté bien caliente para freír la tempura. Mientras alcanza una buena temperatura, vamos a ir pasando las tiras de pollo por la tempura, de forma que queden totalmente cubiertas con la misma, y las vamos a ir friendo en el aceite caliente, intentando no echar demasiadas a la vez para que el aceite no se venga abajo. En 4 o 5 minutos estarán bien hechos los trozos, según su grosor, es decir, muy crujientes por fuera y tiernos y jugosos por dentro. Los ponemos a escurrir sobre papel absorbente y servimos siempre en caliente junto con la salsa que preparamos antes, para comerlos antes que se enfríe nuestra rica tempura de pollo.